Sobre mí

Fue en el año 1995 cuando por casualidad comencé mi carrera como fotógrafo. En ese entonces estaba de prácticas en el ayuntamiento de un barrio de Lima, mi ciudad natal, cuando se ausentó el fotógrafo que iba a hacer el reportaje de uno de los eventos; y la secretaria, que sabía que había empezado a hacer mis primeros pinitos en fotografía, me pidió que yo hiciera las fotos; y la verdad que no salieron tan mal, así es que me siguieron llamando para más trabajos.

Todo empezó con una cámara réflex completamente manual que me prestó una tía mía para hacer mis prácticas de fotografía de la universidad, donde estaba estudiando la carrera de ciencias de la comunicación. Cuando terminé mis prácticas, además del ayuntamiento, empecé a hacer trabajos para empresas, ya no solo fotografiando eventos, sino también haciendo retratos a los ejecutivos. En esa etapa tuve la oportunidad de trabajar para importantes empresas internacionales como Microsoft y HP, así como para destacadas empresas peruanas.

Franco Goyenechea

Fue en el año 1995 cuando por casualidad comencé mi carrera como fotógrafo. En ese entonces estaba de prácticas en el ayuntamiento de un barrio de Lima, mi ciudad natal, cuando se ausentó el fotógrafo que iba a hacer el reportaje de uno de los eventos, y la secretaria que sabía que había empezado a hacer mis primeros pinitos en fotografía, me pidió que yo hiciera las fotos; y la verdad que no salieron tan mal, así es que me siguieron llamando para más trabajos.

Todo empezó con una cámara réflex completamente manual que me prestó una tía para hacer mis prácticas de fotografía de la universidad, donde estaba estudiando la carrera de ciencias de la comunicación. Cuando terminé mis prácticas, además del ayuntamiento, empecé a hacer trabajos para empresas, ya no solo fotografiando eventos, sino también haciendo retratos a los ejecutivos. En esa etapa tuve la oportunidad de trabajar para importantes empresas internacionales como Microsoft y HP, así como para destacadas empresas peruanas.

Pero mi deseo de seguir creciendo profesionalmente, me llevó a dejarlo todo en el año 2004 y cruzar el “charco” para venir a Valencia a hacer un máster en fotografía, en la Universidad Politécnica para ser más concreto. El problema fue que me enamoré de la ciudad, así es que decidí quedarme y abrí mi primer estudio.

En el 2011, el nacimiento de mi primera hija, una hermosa valenciana, hizo que nuestras prioridades familiares cambiaran, así fue que en el año 2013 decidimos volver a Lima para que la peque pueda estar cerca de la familia.

En Lima estuvimos durante 6 años, en ese tiempo no solo nació mi segunda hija, sino que además pude crecer mucho profesionalmente, teniendo la oportunidad de realizar grandes producciones fotográficas para distintas empresas como Bata y Adidas, entre otras destacadas corporaciones nacionales e internacionales.

Pero siempre me siguió llamando “la terreta”, así es que a inicios del 2019 decidimos coger las maletas y hacer nuestra vida nuevamente en Valencia. En mayo de ese mismo año, abrí mi estudio-escuela iCrea Fotografía, ubicado en San Antonio de Benagéber.

Ahora divido mi tiempo entre la fotografía corporativa para pequeñas, medianas y grandes empresas; el retrato corporativo y familiar; la fotografía de bodas (puedes ver mi trabajo en www.profotoboda.com); la enseñanza de fotografía (mira los cursos que ofrezco en www.icreafotografia.com); y obviamente en mis 3 chicas 🙂